Nunca ante los hijos

Sucede bastantes veces que la pareja pierda el control de sus nervios, disputándose sin tomar en cuenta la presencia de sus hijos ni siquiera los impactos de su conducta sobre ellos.

Los padres son un modelo a imitar, por eso deben ser muy atentos con sus hechos y palabras en casa, pero esto no significa fingir ser la pareja perfecta o ideal todo el tiempo, de modo que los hijos vivan en el seno de una familia falsa (ilusión), entonces no sabrían cómo hacer frente a los problemas familiares.

Por lo tanto, no hay nada de dramático cuando una pareja se disputa ante los ojos de sus hijos si no se pudiera hacer de otra manera, siempre que el conflicto no tome aspecto violento: golpes, intercambio de insultos, acusaciones gratuitas o trasnochadas…etc., produciendo odio y choque para ellos, Asimismo, es muy importante saber cómo controlar su ira e evitar un conflicto que dure mucho tiempo, porque en este caso se espanta con incalculables e indeterminados efectos psicológicos a los hijos

Una vez que la pareja se calma, debe explicar a sus niños lo normal de pasar algo parecido, dado que forma parte de la vida conyugal de cualquier familia normal, dándole detalles de la causa del conflicto  sin omitir reconciliarse en su presencia, así, aprenden a reaccionar en una situación semejante en la escuela y fera de ella.

Es decir, la conducta sensata en el caso de desacuerdo entre conyugues lleva a  impedir que los hijos sean impactados psicológicamente a condición que  los conflictos no se conviertan en crónicos e incontrolables.

 
Publicité

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s